Sonido, Color y Movimiento para Armonizarte

ARMONIZATE AHORA, EN EL CAMINO HACIA EL BIENESTAR

Fabien Maman, músico, compositor y acupuntor francés,  sacó fotos de células humanas a través de un microscopio y se interesó en cómo reaccionaban con el sonido acústico. Descubrió que cada persona tiene una nota para sí mismo, y cuando la persona recibe la nota, las células se trasforman en color turquesa y magenta.  Se vió fascinado con este descubrimiento y pensó que si podía hacer esto con un microscopio, sería maravilloso lo que podría hacer con personas.


Así  fue que fundó  la Academia Tama Do, con la propuesta de ayudar a las personas a expresar la esencia de su alma usando el sonido, el color y el movimiento. Tama Do significa la forma del alma. En esta escuela se estudia, desde hace 21 años, el movimiento, el sonido y el color.  Fabien Maman, trabaja con diapasones y  otros  instrumentos armónicos para sanar a las personas.  Los diapasones se utilizan en los distintos puntos de acupuntura, junto con colores  y aromas para trabajar el aura del cuerpo humano y sus chacras.

Miriam Brusa, discípula de Fabian Maman, se introdujo en la sanación con sonidos  allá por el año 2000. Después de formarse con varios Maestros, estudió con Fabien Maman en el año 2009. Es a partir de entonces que funda Armonizate Ahora, con la propuesta de invitarnos a retomar la frecuencia de nuestro estado primordial innato, para propagar nuestra propia sabiduría. Busca hacernos conscientes que somos uno interconectados  en el universo. 

Armonizate Ahora trabaja con un proceso de producción alquímico. Nos ayuda a comprender que, aún en el caos, cuando nos conectamos con nuestro centro, podemos estar en paz e irradiar ese estado en nuestro entorno inmediato.
En las Sesiones de Masaje Sonoro que podés tomar en Armonizate Ahora la propuesta es liberarte de las tensiones conectándonos con tu potencial creativo, como una puerta hacia una calidad de vida más plena. Las Sesiones  tienen una hora de duración, y lo único que tenés que hacer es acostarte sobre una camilla para disfrutar de la vibración del sonido de cuencos, gong, campanas, diapasones.

¿Qué podés lograr con esto?
-      - Bajar la ansiedad y el estrés.
-     -  Sentirte mucho más relajado.
-     -  Equilibrar tus emociones.
-      - Restablecer tu energía vital y clarificar tu mente.
-     -  Aliviar problemas intestinales, dolores de cabeza, insomnio, sinusitis y más…
¿Qué estás esperando para sentirte mucho mejor? Probá una Sesión de Masaje Sonoro y sacá tus propias conclusiones. Te esperamos en nuestro luminoso espacio de Olivos.